English
Cuna del Ángel Hotel Cuna del Ángel Hotel Cuna del Ángel Hotel

Visite la tienda G-Free NYC y gane 3 noches en Cuna del Angel

Reservaciones!

LLegada
Salida
Adultos Niños
Tour Virtual Green Angels

Afiliations

Amigos de los Parques Cuna Del Angel Fundacion Corcovado Fundacion Cacoba rainforest alliance Codigo de Conducta

Sostenibilidad

“Nosotros no heredamos la tierra de nuestros padres, la tenemos como préstamo de nuestros hijos”.
Proverbio Amish.

El desarrollo sostenible es un proceso de cambio progresivo, donde el protagonista es el ser humano, procurando oportunidades de desarrollo para las comunidades en armonía con la naturaleza, sin comprometer y garantizando la calidad de vida de las generaciones futuras.

La sostenibilidad se basa en tres ejes principales: la sostenibilidad ecológica: uso responsable de los recursos naturales; la sostenibilidad social: amplia participación ciudadana en el desarrollo, educación, salud, equidad; y, la sostenibilidad económica: desarrollo de sistemas de producción equilibrados.


Programa de sostenibilidad: Green Angels

Cuna del Ángel cuenta con 5 hojas otorgadas por el programa de Certificación de Sostenibilidad Turística, el cual garantiza las buenas prácticas y procedimientos implementados y operados diariamente por el hotel, garantizando un uso tanto responsable como racional de los recursos.

En Cuna del Ángel, nuestro comité de sostenibilidad trabaja diariamente en el desarrollo de proyectos con el fin de mejorar las condiciones comunales y ambientales.

Algunas de las acciones que realiza el hotel son:

  • Se Lidera el programa de bandera Azul ecológica de Playa Hermosa.
  • Se implementan medidas de ahorro energético por parte del Hotel así como la colaboración y concientización de nuestros huéspedes.
  • Participar en el Programa Pro, un programa de recaudación de fondos económicos y asignación de becas para que los niños de escasos recursos de la zona puedan continuar con sus estudios.
  • Todos los días se recolecta y se clasifican todos los residuos sólidos que se producen, implementado un programa de reciclaje de los materiales de vidrio, aluminio y papel.
  • Los desechos orgánicos son utilizados para compostaje como abono orgánico.
  • Se imparten taller de educación ambiental a las escuelas aledañas.
  • Se organizan y se apoyan actividades culturales o festividades para los niños.
  • Se organizan siembra de árboles con las escuelas aledañas.
  • Recolección de basura en las playas y comunidades cercanas al hotel.

Areas protegidas
Atractivos Inmediatos Cuna Angel
Consejos visitar Areas protegidas y Viajero responsable
Festivales y actividades culturales

ÁREAS PROTEGIDAS: COSTA RICA – OSA – DOMINICAL

Costa Rica es uno de los países más biodiversos del planeta, esta biodiversidad es protegida de forma total y permanente en al menos un 25% del territorio nacional por medio de un estructurado sistema de áreas protegidas. Lo invitamos a conocer más de esta biodiversidad y a visitar las áreas protegidas del país.

BIODIVERSIDAD Y CONSERVACION EN COSTA RICA: Con sólo 51.100 km2 de superficie terrestre (0,03% de la mundial) y 589.000 km2 de mar territorial, Costa Rica es considerado uno de los 20 países con mayor biodiversidad del mundo. Su posición geográfica, sus dos costas y su sistema montañoso, que provee numerosos y variados microclimas, son algunas de las razones que explican esta riqueza natural, tanto en especies como en ecosistemas. Las más de 500.000 especies que se supone se encuentran en este pequeño territorio representan cerca del 4% del total de las especies estimadas a nivel mundial. De estas 500.000, poco más de 300.000 son insectos.

El país posee poco más del 25% de su territorio bajo alguna categoría de protección, que aumenta gracias al apoyo de la iniciativa privada, al crear reservas privadas dedicadas especialmente al ecoturismo y la investigación. Este es un esfuerzo de conservación que pocos países en el mundo han realizado y en el que Costa Rica ha invertido grandes recursos para el bienestar de las presentes y futuras generaciones.

Este territorio protegido se divide en 11 áreas de conservación, que son las distintas regiones establecidas por el Estado para llevar a cabo una gestión descentralizada de la biodiversidad, con la participación activa de las comunidades aledañas a las áreas protegidas que albergan. Esta participación es de vital importancia para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad a nivel local, nacional y global.

LA PENINSULA DE OSA.

La península de Osa junto con la península de Nicoya son las dos penínsulas más importantes de Costa Rica. La de Osa se encuentra en el sur de la provincia de Puntarenas. A pesar de ser una zona de extensión relativamente pequeña, se trata de uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta, en ella se ubica un gran número de hábitats tropicales: bosques lluviosos, humedales costeros, manglares y bosques de montaña, entre los principales. La mayoría de estos hábitats se encuentran bajo alguna forma de protección, ya sea pública o privada, como por ejemplo el Parque Nacional Corcovado, que constituye el área protegida más grande de Costa Rica, el área de mayor extensión de cualquier bosque tropical lluvioso en Centroamérica, y según la National Geographic "el área biológicamente activa más intensa del mundo".

La Península en sí es una maravilla de la naturaleza aislada, por su gran diversidad cuenta con lugares que se adaptan a cada capricho y necesidad del, los alojamientos en esta región ofrecen a los turistas de todo, los guías tienen conocimientos altos para la práctica del senderismo en la selva, además puede observar los delfines y las ballenas o si no simplemente relajarse en la playa y tomar el sol. Además hay un montón de tours aventureros accesibles para elegir, esta área le permite experimentar un estilo de vida completamente diferente del resto del país.

El patrimonio natural de la Península de Osa es protegido por el Área de Conservación Osa (Costa Rica para efectos de administración de su patrimonio natural se encuentra dividido en 11 áreas de conservación), la cual incluye tres Parques Nacionales: Corcovado, Marino Ballena y Piedras Blancas. Una Reserva Biológica: Isla del Caño. Varios Refugios de Vida Silvestre Mixtos: Rancho La Merced, Punta Río Claro, Preciosa Platanares, Pejeperro, Osa y Quilotro. Varios Refugios Privados: Agua Buena, Bancas, Hacienda Cópano, Forestal Golfito, Río Oro y Río Piro. Un Refugio de Vida Silvestre Estatal: Golfito. Una Reserva Forestal: Golfo Dulce. Los Humedales Nacionales: Térraba-Sierpe y Lacustrino Pejeperrito. Cinco Reservas Indígenas Guaymies y parte de dos Reservas Indígenas Brunkas o Borucas.

El área total del Área de Conservación Osa (ACOSA) es de 4.304.8 km 2, abarcando el 8.6% de la superficie del territorio costarricense y el 36.4% de la superficie de la provincia de Puntarenas. Su jurisdicción comprende tres cantones: Osa (2.085.38 km 2-cantón donde encontramos el hotel Cuna del Ángel), Corredores (620.60 km2) y Golfito (1.598.82 km 2). La población de ACOSA es de 96.958 habitantes y su densidad promedio es de 22.5 habitantes por km2, tiene el 2.5% de la población.

Un poco menos de la mitad (40.4%) de la superficie del ACOSA se encuentra bajo alguna categoría de manejo como Área Silvestre Protegida (ASP) o Reserva Indígena, de esta manera el 88% de los bosques de ACOSA está formalmente protegido. Las Reservas Indígenas de ACOSA cubren 24.574 hectáreas con una población total aproximada de 2.800 habitantes y pertenecen a las etnias Guaymi o Ngöbe y Brunka o Boruca.

ACOSA tiene una línea costera de aproximadamente 245 km. Tiene 41 humedales que son zonas generadoras de nutrientes y criaderos de especies marinas y dulceacuícolas. El Humedal de mayor extensión está en los deltas de los ríos Térraba y Sierpe, incluido en la lista RAMSAR como humedal de importancia internacional. Se destaca el Golfo Dulce con una particular hidrodinámica debida a su geomorfología del fondo que alcanza profundidades poco comunes (200 m) y muy bajos niveles de oxígeno haciéndolo comparable a fiordos de altas latitudes.

En cuanto al relieve, hay dos filas principales: la Fila Costeña y la Fila Cruces con la máxima elevación a 1.700 msnm y las serranías que van desde la Península de Osa hasta Punta Burica.

ACOSA tiene ríos primarios y secundarios permanentes de gran caudal y corto trayecto entre los que sobresalen los ríos Térraba, Sierpe, Coto Colorado, Claro, Tigre, Rincón, Esquinas y Corredor. La red hidrográfica abastece de agua a comunidades vecinas, provee un sistema de riego de plantaciones y sirve como vía de comunicación. Algunos ríos forman una red de pantanos que albergan cocodrilos, caimanes, aves acuáticas, etc., y son sitio de criadero de especies de pesca comercial.

Gran parte de ACOSA pertenece al Régimen Pacífico dentro de la Subregión Pacífico Húmedo. Las precipitaciones oscilan entre 2.500 y 6.000 mm anuales con una breve estación seca (cuando las montañas del norte de la región debilitan los vientos alisios). La época lluviosa va de mayo a noviembre y la época seca está bien definida entre diciembre y abril. La temperatura media es de 25°C con variaciones locales y la humedad relativa supera el 90% durante casi todo el año.

ACOSA constituye parte de un puente natural entre las especies del norte y del sur del continente americano y presenta una gran variedad de ecosistemas. La vegetación de la Península posee una gran afinidad florística con los bosques suramericanos. Hay representadas tres zonas de vida y cuatro de transición, todas representadas por bosques: 1.Húmedo Tropical, 2.Húmedo Tropical transición a premontano, 3. Muy Húmedo Tropical, 4. Muy Húmedo Tropical transición a Premontano, 5. Muy Húmedo Premontano transición a Basal, 6. Pluvial Premontano y 7. Pluvial Premontano transición a Basal.

ACOSA tiene gran riqueza de biodiversidad terrestre y marina, con especies endémicas y en peligro de extinción. ACOSA constituye una de las mejores representaciones boscosas con alta diversidad de árboles en Costa Rica, tan es así que en la Península de Osa se encuentra el último bosque lluvioso tropical de toda la costa pacífica de América Central.

En Osa se estima que se encuentran más de 140 especies de mamíferos (lo cual representa el 10% de las especies de mamíferos del continente americano), 370 especies de aves, 120 especies de anfibios y reptiles y 40 especies de peces de agua dulce. Alrededor de 6.000 especies de insectos viven en este territorio. Muchas de las especies que se encuentran aquí se catalogan como amenazadas o en peligro de extinción, como el caso de lapa roja y el jaguar, cuyas poblaciones más representativas del país se encuentran en Corcovado.

PRINCIPALES AREAS PROTEGIDAS DE LA PENINSULA DE OSA.

Como se menciona en líneas atrás, son diversas las áreas protegidas de Osa, a continuación reseñamos, sobre las principales de ellas. La mayoría de estas áreas es posible visitarlas en viajes cortos desde Cuna del Ángel.

Parque Nacional Marino Ballena: Este parque (ubicado a pocos minutos de Cuna del Ángel) es el primer Parque Nacional Marino del país, actualmente cuenta con un área de 5.375 hectáreas marinas y 115 hectáreas terrestres. Entre sus objetivos de conservación se encuentra el proteger las especies de valor comercial y de importancia biológica asociadas al arrecife coralino, garantizar el refugio temporal de la ballena jorobada y conservar el frágil ecosistema marino-costero. El parque protege importantes hábitats como son las playas arenosas, playas pedregosas, esteros, manglares, acantilados, islas, arrecifes de coral (se protege el arrecife de coral más grande en el lado Pacífico de América Central), que representan un ambiente muy importante para la reproducción de la diversidad marina.

Las playas del parque son realmente impresionantes y prístinas.

El parque es visitado por cientos de ballenas cada año: ballenas cabeza de melón, ballenas jorobadas y cachalotes son vistas regularmente aquí, junto con ballenas comunes, de hocico de botella y delfín listado. Entre los meses de mayo y noviembre, la tortuga golfita y la tortuga carey también anidan aquí.

El Parque tiene una cuota de ingreso de $7.00 (US.Dollars). La estación de guardaparques se encuentra en Playa Bahía, unos 7 km al sur de playa Uvita, en este sitio se puede encontrar información general, servicios sanitarios, y agua potable.

Principales atractivos dentro del parque:

  • - Acampar en algunas áreas (aunque con servicios mínimos).
  • - Nadar.
  • - Caminar por la playa.
  • - Visitar el Tómbolo de Punta-Uvita.
  • - Practicar el buceo superficial y de profundidad.
  • - Descansar escuchando los sonidos de la naturaleza.
  • - Observar el comportamiento de la flora y fauna.
  • - Tomar paseos en bote para visitar las inmediaciones de las islas y la porción marítima del parque en general.

Para más información infórmese en la recepción del hotel o puede visitar el sitio: www.marinoballena.org.

Reserva Bilógica Isla del Caño: La reserva biológica de la Isla del Caño se localiza a 16.5 kilómetros de la costa occidental de la península de Osa, su territorio comprende 300 hectáreas terrestres y 5.800 hectáreas marinas. La isla está a 110 metros sobre el nivel del mar y está compuesta principalmente de playas de arena blanca, algunas de las cuales desaparecen durante la marea alta.

Este es un sitio de gran importancia arqueológica, ya que la isla fue usada por los habitantes pre-colombinos como cementerio y lugar sagrado, con presencia de las conocidas esferas de piedra.

La altiplanicie, de unos 90 metros de altitud, está cubierta por un bosque siempreverde de gran altura, constituido básicamente por enormes árboles de vaco, también conocido como árbol de la leche, a causa del látex blanco que exuda y que se puede beber. Se cree que estos gigantescos árboles fueron plantados por los indígenas. Hasta el momento se han reconocido 158 especies de plantas en la isla. Aunque la fauna es escasa pueden observarse diversas aves como el águila pescadora y el piquero moreno, además se han censado 5 especies de escarabajos, 4 de mariposas diurnas, 2 de mariposas nocturnas y 7 de abejas. Entre los mamíferos se ha observado el zorro de cuatro ojos y varias especies de ratas y ratones, y entre los anfibios y reptiles, la rana transparente y la boa.

Alrededor de la isla se encuentran cinco plataformas o bajos arrecifales entre los que se pueden distinguir al menos 15 especies de corales. Dos especies que se observan en las aguas que rodean la isla son las langostas y los cambutes. El sitio ha sido calificado como uno de los mejores en el mundo para él buceo y es considerado como un lugar nuevo y diferente para explorar, con paredes desde 15 y 16 pies hasta 80 pies de profundidad.

Existe un sendero que recorre toda la isla y llega hasta el sitio arqueológico y un área para almorzar con mesas, lavabos y agua potable, también se han establecido áreas para camping cerca de la estación de los guarda parques

Por su estatus de reserva biológica, el buceo en esta zona es regulado, solo se permite 10 buceadores como máximo y en cinco sitios abiertos al público. Por ley está totalmente prohibido el movimiento de cualquier objeto marino, vivo o muerto (ej, conchas, corales). Aunque las corrientes y la visibilidad son difíciles de predecir, por lo general las condiciones son excelentes. Es posible observar tiburones aletas blanca de seis a diez pies de longitud, así como tortugas, anguilas, delfines, rayas y otros escualos.

Parque Nacional Corcovado: Este parque localizado en la península de Osa comprende un área de 45.757 hectáreas terrestres y 5.375 hectáreas marinas y es considerado una de las piezas más importantes en el amplio sistema de parques nacionales y reservas biológicas del país. Su diversidad biológica es sorprendente, al punto que “National Geographic” lo ha llamado "el lugar más intenso del mundo, biológicamente hablando" y se estima que ningún lugar en el mundo (que posea una extensión similar) albergue una mayor diversidad biológica.

Este parque conserva el bosque primario más grande del Pacífico americano, junto con uno de los pocos remanentes de tamaño considerable de bosque tropical húmedo en el mundo. Corcovado es suficientemente grande para sostener poblaciones importantes de especies consideradas en peligro de extinción, como el tapir (también llamado danta), el jaguar (Panthera onca) y el chancho de monte (Tayassu pecari).

Costa Rica en sí es considerada como un lugar ideal para los ornitólogos, y Corcovado contiene varios cientos de especies de aves. Recientemente el águila harpía, la cual se consideraba extinta en la zona desde 1989, ha sido avistada en el parque.

La abundancia en vida silvestre se puede explicar en parte por la variada vegetación, de la cual existen 13 tipos, incluyendo bosque de montaña (el cual abarca más de la mitad del parque), manglar, bosque de pradera, bosque aluvial de planicie, bosque de pantano y otros, que en conjunto contienen 500 especies de árboles. Otra razón para la diversidad (que aplica al resto del país) es que se ubica en un corredor biológico de flora y fauna.

El parque está abierto al público pero se debe hacer reservaciones. Esto se puede llevar a cabo en Puerto Jiménez, en la costa este de la península. Se puede acampar o quedarse en hoteles, y se sirven comidas pero se debe notificar con 1 semana de antelación. Tenga en cuenta que los investigadores tienen prioridad sobre otros visitantes, aunque usualmente hay espacio y facilidades suficientes para ambos grupos.

Existen 2 senderos principales, uno que corre a lo largo de la costa, y uno al interior, y 4 estaciones de guardaparques donde se puede pasar la noche: 3 en las entradas del parque, y 1 donde se cruzan los senderos. Uno de ellos corre de noroeste a sureste junto al océano, con la Estación Sirena aproximadamente a medio camino, desde donde sale el otro sendero hacia la Estación Los Patos, en el extremo este del parque.

Se puede volar al interior del parque (llegando a Estación Sirena), desde donde salen senderos menores. Para caminar en el parque es recomendable una condición física aceptable, disponer de 2 ó 3 días (cuando menos), planear de antemano los recorridos, y claro, precaución. Entre julio y noviembre, algunas secciones del parque pueden estar cerradas al público debido a las lluvias.

En el sendero que corre junto al mar, se debe tomar en cuenta que hay que pasar ríos, y que, si estos están muy altos, no pueden ser cruzados a pie, por lo que es importante considerar las mareas. Tal información se puede obtener en Puerto Jiménez. La mayor parte de este sendero transcurre en la playa, lo cual implica calor y aire con sal, además de que existen pocas fuentes de agua potable, por lo que, al empacar, se debe llevar mucha de esta, para evitar la deshidratación. La mayoría de avistamientos de animales se dan en este sendero, donde se pueden observar guacamayas, cangrejo ermitaño, pelícanos pescando en el mar, mono araña (hay que tener cuidado con su orina), oso hormiguero, monos cariblancos (capuchinos), pájaro carpintero o coatíes, por nombrar algunos. Con algo de suerte se puede ver un tapir, aunque éstos son animales nocturnos. Los tapires son animales impresionantes (se recomienda usar linternas, en caso de que el avistamiento sea de noche), e inofensivos si no se les molesta.

Las altas precipitaciones anuales dan lugar a una gran cantidad de cursos de agua (como los ríos Sirena, Llorona, Molina, Madrigal) y zonas lacustres, favoreciendo el desarrollo de bosques con árboles de gran altura, en alternancia casi total con otros menores, todos estos árboles aparecen cubiertos de epífitas, desarrollándose de esta manera un hábitat ideal para la vida y mantenimiento de 350 especies de aves (loros, pelícanos pardos, guacamayas rojas, ibis, garzas, lechuzas, garcetas azules, pijijes, chorlitos), 150 especies de mamíferos (jaguares, pumas, ocelotes, tapires, monos, zaínos, venados, coatíes), más de 100 especies de reptiles (cocodrilos, serpientes, iguanas) y anfibios (ranita de vidrio, sapo venenoso) y unas 5500 de insectos.

Corcovado tiene un nivel inusual de diversidad biológica que no es excedida por ningún área de similar tamaño en el planeta, el área incluye de 25 a 30 ecosistemas. El parque además protege una importante extensión marítima (casi 54 km_) en la que se desarrolla una gran variedad de vida marina, se ha descubierto que al este del parque se da un área de crianza de ballenas jorobadas que provienen tanto del hemisferio norte como del sur. El parque alberga endemismos de gran importancia, incluidos 12 especies de árboles en peligro de extinción.

Parque Nacional Piedras Blancas: Este parque de reciente creación, alberga una asombrosa diversidad de flora y fauna, el parque está situado en Golfito en el sureste de la Península Osa y conecta él Refugio de Vida Silvestre Golfito con el Parque Nacional Corcovado para formar y salvaguardar un corredor de gran diversidad biológica y ecológica en el Golfo Dulce.

Este parque nacional fue creado en 1993 para proteger el único bosque lluvioso que queda en la tierra baja del trópico del Golfo Dulce, cuenta con 14.750 hectáreas terrestres y 1.200 hectáreas marinas, inicialmente esta área fue parte del Parque Nacional Corcovado, pero por su tamaño y situación geográfica pasó a ser Parque Nacional, de forma que quedara mejor protegido por el Sistema Nacional de Parques. El parque es uno de los sitios que permanecen siendo hogar del jaguar en Costa Rica, además de proteger prístinos bosques, playas y bahías en el norte del Golfo Dulce.

Su clima es tropical lluvioso muy húmedo, con un pequeño periodo seco, entre marzo y abril. El período lluvioso es de mayo a febrero y las precipitaciones anuales oscilan entre los 4.000 y 6.000 mm. Su temperatura es cálida, el promedio anual es de 28 grados centígrados.

Su vegetación es característica del bosque tropical húmedo lluvioso de la vertiente pacífica centroamericana. La vegetación está compuesta por árboles de hasta 50 mts. de altura como el ceiba, nazarenos y el pilón; muchos de estos cargados de una gran variedad de musgos y plantas epífitas, además una gran variedad de helechos. Con su alta y densa forestación, esté parque es esencialmente un bosque primario siempre verde.

Dentro del parque también encontrara hermosas caídas de agua y ríos a lo largo de los caminos serpenteantes, igual que sus esplendorosas playas y arrecifes corales en la playa.

La fauna se hace presente de forma muy diversa, figuran especies como: jaguares (Panthera onca), tepezcuintle (Agouti paca), guatuzas (Dasyprocta puntacta), saínos (Tayasu tajacu) y tigrillos caucel (Felis wiedii).

Las aves también se presentan en gran variedad, tanto en la densidad boscosa como a las orillas de la costa, sobresaliendo la presencia de las loras Ara macao o lapas rojas, las más grandes del mundo, acompañadas de quetzales (Pharomachrus mocinno las más bellas del continente, yigüirros (Turdus plebejus, colibriés (Amazilia tzacatl), pavas negras (Chamaepetes unicolor, gavilanes cangrejos (Buteogallus anthracinus, algunos tucanes (Pteroglossus frantzii y el pelícano buchón (Pelicanus occidentalis. La presencia de los anfibios es extraordinaria, sobresaliendo las ranitas rojas venenosas (Dendrobates granuliferus) y muchas otras especies.

El parque es considerado por muchos como el mejor para observación de aves, siendo punto importante de reunión de muchos pájaros de Norte y Sur América.

El Parque de las Esferas de Piedra: En el Cantón de Osa se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Costa Rica, donde el Museo Nacional, en coordinación con la comunidad local, pretende crear y abrir al público el segundo parque arqueológico de Costa Rica.

Las esferas de piedra, según los especialistas, son consideradas entre las más impresionantes muestras de arte de la América prehispánica, su perfección es única y solo se han encontrado en esta parte del planeta. Se han descubierto cientos de ellas y aún hoy continúan apareciendo esferas en el Delta del Diquís (formado por los deltas de los ríos Térraba y Sierpe) y lugares cercanos. Sus diámetros oscilan entre unos pocos centímetros y los 2.5 metros, y sus pesos van desde varios kilos hasta superar las 16 toneladas, se cree que fueron símbolos de rango y posibles demarcadores territoriales durante la época precolombina, se han encontrado alineamientos rectos, curvos y triangulares que sugieren una relación astronómica en función la ciclo agrícola. Su fabricación inicia en el 500 d.c pero en el 800 d.c se incrementa su elaboración, se desconoce el procedimiento específico para lograr su esfericidad, las rocas en que se esculpieron las esferas son principalmente gabros y areniscas, localizadas en canteras a más de 20 kilómetros de los sitios en donde fueron encontradas.

Actualmente son muchas las teorías respecto a su origen y cada día son más numerosos los grupos espirituales que peregrinan hacia las esferas de Diquís, para realizar en torno a ellas sus ceremonias chamánicas. Su extraordinaria esfericidad y el misterio que las envuelve plantea incógnitas similares a las planteadas por las pirámides mayas y aztecas, los monumentos olmecas, las ciudades incas, las líneas de Nazca, las cabezas de Pascua y otros tesoros del continente.

La creación del parque temático ha pasado por diferentes etapas: la primera de ellas consistió en la adquisición y conservación del terreno donde se encuentran los vestigios arqueológicos; luego se han realizado las investigaciones arqueológicas para evaluar el grado de conservación de las estructuras ahí presentes y poder determinar su integridad, y por último se efectuará la señalización del lugar, se trazarán los recorridos y se levantará un centro de exhibición. También se pretende recuperar la vegetación original, para lo cual se ha realizado la identificación de la flora de la zona.

La creación del parque arqueológico es un proyecto integral, pues paralelamente a él se está realizando una investigación sobre historia de la zona, precisamente, como un atractivo más, en una casa representativa del período bananero, se ubicará una sala de exhibiciones que ilustrarán las diferentes etapas históricas en la vida del Cantón de Osa: la sala hará un recorrido primero por el Período Precolombino, seguido por la Colonización, continúa a mediados de los años treinta cuando ingresa la actividad bananera a la zona, para finalizar el recorrido con la crisis de finales de los ochenta con la salida de las bananeras.

El parque temático estará ubicado en Finca 6, distrito de Palmar, en el Cantón de Osa, comprende alrededor de 10 hectáreas de bosque que antes habían sido plantaciones de banano. El parque estará conformado por cuatro sectores. El primero de ellos alberga al menos 5 esferas de piedra in situ, las cuales están perfectamente alineadas entre sí; el segundo cuadrante presenta dos montículos de 25 metros de diámetro y estructuras asociadas; en el tercer sector se colocarán las esferas de piedra que fueron removidas y recuperadas y en el cuarto sector se ubica un área con grandes cantidades de fragmentos cerámicos. Además, se tiene previsto hacer un sendero que atraviese los puntos más importantes del parque y que podría reproducir un diseño precolombino.

Las esferas de piedra son abundantes en el Cantón de Osa, y en este momento se encuentran en estudio para que en conjunto con el paisaje cultural del Delta del Diquís sean declarados “patrimonio de la humanidad” por parte de la UNESCO.

Para más información puede visitar la página web del Museo Nacional de Costa Rica: www.museocostarica.go.cr.

Reserva Indígena Rey Curré: Curré es una de las comunidades indígenas actuales más decididas en la defensa de su territorio, tradiciones y recursos naturales. Sus raíces se inician alrededor de 1500 años antes de Cristo cuando sus fértiles terrenos fueron ocupados por primera vez por grupos humanos. Su ocupación se dio durante los diferentes períodos precolombinos como lo atestiguan los depósitos y estructuras precolombinas y continuó luego de la llegada de los españoles en el siglo XVI. El rastro se pierde un poco durante la época colonial, pero es posible que haya sido habitado al margen de los principales centros poblacionales, Boruca y Térraba.

A principios del siglo XX, se renueva la ocupación al migrar familias indígenas de Boruca, a las riberas del río Térraba en búsqueda de mejores tierras de cultivo. El desarrollo de Curré se verá profundamente afectado a partir de los años cincuenta con la construcción de la carretera Interamericana que atraviesa el poblado.

La población indígena de Curré, directamente emparentada con los grupos precolombinos continua aferrándose a su identidad cultural ante los embates de "progreso" y luchan sin descanso por sus derechos y evitar su disolución como grupo indígena. La historia reciente de Curré da inicio a principios de siglo cuando varias familias indígenas provenientes de Boruca, migraron al lugar en razón de las buenas tierras para el cultivo. Ante la ausencia de caminos, el río Térraba fue el principal medio de comunicación hasta los años 50 cuando se construyó un camino lastreado y posteriormente la Carretera Interamericana. A partir de 1957 Curré pasó a formar parte de la Reserva Indígena Boruca-Térraba, pero actualmente es una reserva independiente.

Los pobladores actuales de Curré se dedican principalmente a la agricultura, pero se ha dado una concentración de la tenencia de la tierra, agotamiento de los suelos e invasión de no-indígenas de los terrenos de la reserva. La producción, con algunas excepciones es para la autosubsistencia. Comerciándose el pequeño excedente. Todavía se práctica la pesca en el río Térraba, especialmente en la época seca, y la caza ocasional de animales como el venado y el tepezcuintle.

Otra labor económica muy importante es la artesanía. Los principales productos artesanales son las jícaras labradas, máscaras y muñecos de madera de balsa y tejidos de algodón.

Curré es uno de los principales poblados borucas; su población va sufriendo un lento proceso de mestizaje con varios matrimonios o uniones mixtas, además de la presencia de no-indígenas. Su lengua se ha perdido mayormente, pero aún quedan elementos de su religiosidad original.

A pesar del despojo material y cultural que han sufrido, los pobladores de Curré se identifican con su legado indígena histórico y defienden la tierra que han habitado por más de tres mil años. Su historia nos lleva, a través de cambios internos y externos, a una actualidad en la cual domina la esperanza.

La fiesta de los diablitos: la comunidad indígena de Rey Curré celebra año tras año el tradicional “Juego de los Diablitos”, actividad celebrada generalmente entre el 28 de enero y el 1 de febrero. Esta es una ceremonia que representa de manera simbólica la lucha entre indígenas y españoles en su deseo de conquista. Esta tradición, goza de mucha atracción porque es visitada por nacionales y extranjeros.

La actividad inicia el día 28 a medianoche, los indígenas le llaman “la nacencia”, y marca el inicio de la tradición que posteriormente recorrerá la comunidad durante los siguientes tres días. Durante las horas de la madrugada de este primer día, los diablitos recorren de casa en casa la comunidad comiendo tamales, bailando al son del tambor y el acordeón y bebiendo mucha chicha de maíz, que es la bebida tradicional en esta festividad.

Los diablitos son parte de la expresión cultural de los indígenas borucas que luchan ante un toro que fabrican de madera de montaña y al cual le atan una cachamenta de toro real, dándole forma de un enemigo furioso, al cual según la historia local, vencen al final de los tres días de combate.

Esta tradición tiene orígenes muy remotos, los cuales los mayores de la comunidad ni tan siquiera recuerdan, solo acarician en su memoria, los tiempos de niñez en las que dicen: iban acompañados de sus padres a Boruca a ver cómo los diablitos robaban tamales, y hacían maldades porque ellos mandaban en donde llegaban.

Esta tradición empieza en Boruca, por ser una comunidad más conocida en la historia postcolombina. Las familias fundadoras de Curré, al venirse de Boruca a las riberas del río Térraba, se traen consigo sus costumbres y tradiciones, de las cuales aún conservan este Juego de los Diablitos.

Para este grupo indígena el juego de los diablitos es un símbolo muy importante que les permite rescatar el vestuario tradicional de algodón, los ranchos de zacate de sabana y de la palma real.

Los pobladores de la reserva prometen a quienes decidan visitarlos que podrán ver de manera asombrosa las remembranzas de lo que ha sido la vida de los indígenas borucas o bruncas. El visitante podrá apreciar las lanzas de cacería, las mantas de algodón, las plumas del curré, del pavo real y hasta el cuero de la danta, también se ofrece chicha de maíz nacido, de maíz con plátano maduro, de pejibaye, el llamado chocao, el tamal de arroz, el miringo, el atol de plátano verde, sopa de pescado y camarones. También se podrán conocer algunas frases dichas en el idioma local -el boruca- y escuchar historias tradicionales de personajes como tatica Cuasrán y Sancráhua.

CUNA DEL ANGEL Y SUS ATRACTIVOS INMEDIATOS:

Desde el Hotel Cuna del Ángel es posible visitar todos los sitios mencionados anteriormente, entre ellos el Parque Marino Ballena (a menos de 20 minutos del hotel), La Reserva Biológica Isla del Caño (tomando un tour marino desde la zona costera inmediata) el Parque de las Esferas, el Refugio Mixto de Vida Silvestre Rancho La Merced (a solo diez minutos del hotel), los Humedales de Térraba-Sierpe y, la Reserva Indígena Rey Curré, todos estos sitios pueden ser visitados en tours de un día desde el hotel.

También pueden ser visitadas las playas: Hermosa, Dominical, Dominicalito, Uvita, Ballena y Ventanas, todas playas de extraordinaria belleza y paisaje, algunas aptas para la natación, otras para el surf, para la navegación y para la práctica de diversas actividades de sol-playa-mar.

Además desde el hotel se pueden tomar tours de gran interés, entre los principales:

Tour de observación de ballenas: desde hace miles de años, ballenas "jorobadas" (que se llaman así por su manera de arquearse en la superficie antes de profundizarse) visitan las costas del Pacífico de Costa Rica. Durante agosto, septiembre y octubre aquí se encuentran ballenas del hemisferio sur, y en diciembre, enero, febrero, marzo y abril las del norte. En algunos sitios especiales las ballenas madres paren y cuidan a sus crías, Bahía Ballena de Osa es uno de estos sitios y esta fue una de las razones para crearse el Parque Nacional Marino Ballena.

Tours de pesca deportiva:

Tours de cataratas:

Para visitar el Parque Nacional Corcovado y el Parque Nacional Piedras Blancas, o bien otros sitios cercanos a estas áreas protegidas, es necesario planificar traslados de más de un día desde Cuna del Ángel.

VIAJANDO A OSA - DOMINICAL - CUNA DEL ANGEL:

Desde San José usted puede tomar dos rutas para llegar a Osa-Dominical-Cuna del Ángel.

1-La ruta principal es por la carretera Costanera. Esta ruta inicia en San José, llega a Orotina, toma la línea costera hasta Quepos y de ahí a Dominical. En este recorrido es de especial interés la visita al puente del río Grande de Tárcoles para observar una de las poblaciones de lagartos más importantes de Costa Rica y de Ámerica, así como la visita a la Reserva Biológica Carara. También en esta ruta se pueden visitar las playas de Herradura, Jacó, Hermosa, Esterillos y otras más. Además si se cuenta con el tiempo suficiente se puede visitar el Parque Nacional Manuel Antonio, o bien planear un viaje a este parque en una visita de un día desde el hotel.

Reserva Biológica Carara: área protegida ubicada en el Pacífico, en la margenes del Río Grande de Tárcoles, su extensión es de 4.700 hectáreas. El parque se localiza en una zona transicional entre bosque seco y húmedo del Pacífico de Costa Rica y se puede decir que ninguna otra área protege los recursos de plantas y animales presentes en el bio clima de esta región. El parque fue creado para facilitar las investigaciones, estudios científicos y la educación del ambiente. Esta área es considerada un excelente laboratorio viviente en el que se puede estudiar la estructura y función del ecosistema tropical y la relación entre ellos. Carara posee varios ecosistemas como las ciénagas, lagunas, secciones de bosque secundario y primario. Pequeñas inundaciones del Río Grande de Tárcoles, en el área ubicada al noreste de la reserva crean las ciénagas. En estas zonas abundan especies del ave mosquito, anfibios y reptiles asociados con estos ambientes.

Parque Nacional Manuel Antonio: este es el parque nacional más pequeño de Costa Rica, contando con solo 682 hectáreas, pero es uno de los parques más visitados del país, ya que posee algunas de las playas y paisajes costeros más hermosos del país, rodeado por un frondoso bosque tropical.

El Parque Nacional Manuel Antonio se ubica en la zona de bosque tropical muy húmedo. Protege áreas de bosque primario, bosque secundario, manglar, y vegetación de playa, además de ambientes marinos. Los manglares cubren aproximadamente 18 hectáreas. En la vegetación de playa se pueden encontrar el manzanillo, árbol con una sustancia lechosa y de frutos venenosos, el almendro, el roble sabana y el coco.

La vida salvaje es variada (se pueden distinguir 109 especies de mamíferos y 184 de aves), este es uno de los parques nacionales donde es más fácil observar ciertas especies de fauna, como el mapache, el puerco espin, la guatuza, el perezoso de dos y tres dedos, el mono cariblanco, el mono congo o aullador, el mono titi (especie en peligro de extinción debido a la destrucción de su habitad y por ser usados como mascotas). Entre las aves, en el área se pueden observar frecuentemente el tucanillo, el pelícano o buchón, el guaco, el gavilán pescador, martín pescador verde y el gallo de agua. También es posible observar lagartijas, serpientes e infinidad de insectos.

Este parque sufre de una fuerte presión ambiental causada principalmente por el desarrollo turístico mal planificado, el cual se aprovechado de la masiva afluencia de visitantes al sitio, con sus consecuencias de contaminación y alteración del medio ambiente.

2) La segunda ruta es por el Cerro de la Muerte (Cerro Vueltas). Esta ruta ofrece un paisaje totalmente diferente al de la ruta costanera. Inicia en San José hasta llegar a Cartago, de ahí se toma la ruta hacia San Isidro del General (carretera Panamericana) y de San Isidro se enrumba hacia Dominical. En esta ruta sobresale el Cerro de la Muerte con sus bosques de altura como punto de mayor interés (incluyendo el Parque nacional Los Quetzales) y si el turista planea su viaje con buen tiempo puede desviarse un poco y visitar el Parque Nacional Volcán Irazú.

Parque Nacional Volcán Irazú: por su fácil accesibilidad hasta el cono de un gran volcán, este es uno de los parques nacionales más visitados de Costa Rica. El parque se localiza a unos 32 Km. de Cartago. El Volcán Irazú es un volcán aún activo, es el más alto de Costa Rica con aproximadamente unos 3.432 msnm de altura.

Abarcando una extensión de unos 500 kilómetros cuadrados en su base, el Irazú es también el volcán más grande de Costa Rica. Debido a las cenizas volcánicas del Irazú, las tierras a su alrededor son muy fértiles por lo que en el recorrido usted observara un hermoso paisaje de sembradíos de diferentes tipos, además de una increíble vista panorámica. El paisaje en si del Parque Nacional Volcán Irazú es impresionante.

El Irazú es un volcán activo con una larga historia de erupciones y ciclos eruptivos. El origen de su nombre se debe a un poblado indígena que existió en las faldas del volcán llamado Iztarú, palabra que para ellos significaba cerro del temblor y trueno, sin embargo, a través de los años por comunicación verbal se modificó el nombre a Irazú.

La vegetación del parque principalmente es páramo que se ha acostumbrado a las constantes erupciones de ceniza y a la acidez del terreno. Más lejos del cráter se puede empezar a observar bosque secundario y pedazos de bosque primario. La vida silvestre en Irazú es muy escasa.

Su actividad se ha documentado desde el inicio de la colonia española (1563). El primer relato histórico de una erupción data de 1723, cuando el cráter principal fue el responsable de una gran erupción, provocando muchos temblores. El 9 de agosto de 1962 se reinició la actividad del volcán pero para marzo de 1963 se le dio el carácter de emergencia nacional, actividad eruptiva que se prolongó hasta 1965. Los enormes volúmenes de cenizas procedentes del Irazú, causaron cuantiosas pérdidas a la agricultura y la ganadería y afectó la salud de los habitantes del Valle Central. El Irazú ha mantenido manifestaciones eruptivas menores en los últimos años.

Presenta la particularidad de que en días despejados se pueden ver desde su cima (borde oeste del cráter principal), tanto el Océano Pacífico como el Atlántico, gran parte del territorio nacional y con telescopio, hasta el Lago de Nicaragua. El Irazú cuenta con cinco cráteres bien diferenciados. Los más importantes por su actividad reciente son: el Cráter Principal casi circular y con paredes muy inclinadas, mide 1.050 metros de diámetro y 300 metros de profundidad; el Cráter Diego de La Haya de 600 metros de diámetro y 100 metros de profundidad. Otros cráteres son: Playa Hermosa, La Laguna y el Piroclástico. Actualmente se observa también en la ladera exterior del cráter principal, un área denominada las Fumarolas donde se emite vapor de agua y gases.

Parque Nacional Los Quetzales: El Parque Nacional de los Quetzales, que alberga entre otras especies a la cada vez más amenazada ave que le da nombre, fue inaugurado el 25 de abril de 2006.

El nuevo parque, con un área de algo más de 4.000 hectáreas, se ubica en la cordillera de la Talamanca, en la cabecera del río Savegre, entre Providencia y San Gerardo de Dota, a unos 75 km de San José.

En el parque existen dos zonas de vida: el bosque pluvial montano y el bosque muy húmedo montano bajo, 14 ecosistemas y una particular riqueza en flora y fauna. En sus siete tipos diferentes de altura, que garantizan su variedad biológica, se encuentran unas 25 especies endémicas, 116 especies de mamíferos y presencia de humedales, entre ellos lagunas estacionales de origen glaciar.

El gran atractivo del parque es la presencia del quetzal, que con su plumaje verde y rojo lo convierte en una de las aves más bellas de los bosques mesoamericanos, sagrada para muchas culturas y considerada en eminente peligro de extinción por la Unión Mundial de la Naturaleza. Precisamente por la abundancia de quetzales, y con el fin de promover su conservación, es que este parque nacional lleva el nombre de esta ave. También tiene pumas, coyotes, dantas, jaguares, pizotes y cacomiztles, entre otros animales.

Su exuberante naturaleza alcanza todo su esplendor en los bosques montanos nubosos o robledales, así como en los bosques enanos de altura y parámos.

La inauguración del Parque marca también su apertura al público, después de construir senderos, contratar guardabosques y otros servicios para el turismo, con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Cerro Vueltas o Cerro de la Muerte: El macizo Cerro Buena Vista, mejor conocido como Cerro de la Muerte es parte de la Cordillera de Talamanca, ubicada en el eje central montañoso de Costa Rica. Se caracteriza por la elevada altitud, más de 3000 msnm, el clima frío (12 ºC) y la vegetación de robles, encinos y páramo en las cumbres más altas, siendo los cerros más destacados el Buenavista, Jaboncillos, Asunción, Vueltas y Páramo.

Costa Rica es cruzada por la Cordillera del Fuego que va desde Norte hasta Sur América, el país es puente entre las Américas y así mismo lo es la carretera interamericana que une no solo el centro con el sur del país sino además el centro con el sur de América. Esta carretera en el segmento del Cerro de la Muerte es la carretera localizada a mayor altitud de Costa Rica. Esta serie de cerros son relativamente fríos y permiten una gran exuberancia en cuanto a los tipos de bosque y vida silvestre. Es en ésta zona donde se encuentran los últimos bosques naturales de Roble (Quercus sp.) de Centro América.

Montañas altas, frías y místicas, transportan en la imaginación a los bosques de los enanos y los duendes. Extensos robledales que se elevan al cielo entre la niebla y que colindan con el bosque de páramo, exclusivo de estas zonas altas de Centro América. Pesca de truchas, caminatas y cabalgatas por los senderos y la oportunidad de ver al adorado por los indígenas centroamericanos, el Quetzal, son algunos de los principales atractivos de esta área.

CONSEJOS PARA VISITAR LAS AREAS PROTEGIDAS Y VIAJERO RESPONSABLE

Con el propósito de controlar el uso público de las áreas silvestres que integran el Sistema Nacional de Áreas de Conservación, se establecen las siguientes normas que regulan las actividades por parte de los visitantes de los parques nacionales y reservas biológicas. Estas normas son de cumplimiento obligatorio de los usuarios de las diferentes Áreas de Conservación.

  • Respetar los reglamentos generales y específicos.
  • Cumplir el horario establecido.
  • Estacionar los vehículos en las zonas destinadas para ese fin.
  • Extraer la basura del área o depositarla en los recipientes para tal efecto.
  • Mantener y dejar limpias y ordenadas las instalaciones y facilidades que se les permita utilizar.
  • Denunciar ante las autoridades competentes, la ejecución de actos que realice cualquier persona contra los valores del área, así como las contravenciones a las disposiciones vigentes para el uso y disfrute de las instalaciones y facilidades del área.
  • El visitante podrá transitar solamente por las rutas y senderos autorizados, y solo podrá ingresar a los sectores que el Servicio de Parques Nacionales destina al uso público.
  • Respetar la ubicación de señales, avisos, vallas y mojones.
  • Cancelar los canones establecidos para toma de fotografías, películas o grabaciones de sonido de los valores naturales para ser utilizados con fines comerciales.
  • No fumar en áreas de alto riesgo de incendios.
  • Los visitantes de las Areas de Conservación, asumen los riesgos que puedan presentarse durante su permanencia y en el uso de las facilidades que existan en las mismas.
  • Se prohíbe terminantemente causar daño a la infraestructura, vegetación, animales u otros recursos.
  • Para ingresar al área y permanecer en ella es obligatorio cancelar la cuota diaria de admisión y las que correspondan, de acuerdo con los servicios recibidos.
  • El visitante debe conservar los comprobantes de pago durante una permanencia en las áreas, ya que podrán ser solicitados por los funcionarios del Servicio de Parques Nacionales.
  • Está prohibido extraer leña del bosque y alrededores y hacer fogatas con fines de cualquier índole.
  • No se permite exceder el volumen de los equipos de sonido, grabadoras, radios u otros equipos sonoros.
  • En las áreas del Sistema está prohibido el consumo de licor y otras drogas de acuerdo con lo establecido en la Ley de Sicotrópicos. Cuando sea evidente que una persona está bajo el efecto de esos productos, se le negará el ingreso o en su efecto se le expulsará del área.
  • El ingreso a los parques nacionales y reservas biológicas con armas de cualquier tipo, machetes u otros implementos para la extracción de oro u otros productos o intereses, está prohibido.
  • No se permite ingresar a las áreas con mascotas de ningún tipo.
  • De acuerdo con lo que manifiesta la legislación vigente, en las áreas no se permite cazar ni extraer ningún tipo de objeto o material, por mínimo que sea.
  • Queda prohibido provocar escándalos o faltar a la moral.
  • Arrojar desechos de cualquier naturaleza (basura, aguas negras o servidas, aceites, etc.) al ambiente (ríos, mar, bosque, páramo, instalaciones, etc.)
  • Las normas de seguridad para los visitantes, tanto las escritas como las que impartan verbalmente los funcionarios de las áreas, son de acatamiento obligatorio.
  • El incumplimiento por parte del visitante de cualquiera de las normas establecidas o de las directrices o recomendaciones que emitan los funcionarios del Servicio de Parques Nacionales, facultará a los guardaparques a expulsar al visitante fuera del parque o reserva.
  • Realizar propaganda política, comercial u otra no está permitido dentro de los límites de los parques nacionales y reservas biológicas.
  • La pesca dentro de las áreas del Sistema no es permitida, excepto en aquellos casos, según lo indica el artículo 10 de la Ley 6084.

ACTIVIDADES PERMITIDAS PARA EL VISITANTE AL AREA SILVESTRE.

  • Observación de Aves
  • Caminatas
  • Montañismo
  • Canotaje
  • Acampar
  • Natación
  • Viajes en velero
  • Buceo Submarino
  • Espeleología

SERVICIOS Y FACILIDADES PARA EL VISITANTE AL AREA SILVESTRE.

  • Información
  • Senderos Naturales
  • Areas de Almuerzo
  • Miradores
  • Areas de Acampar
  • Servicios sanitarios
  • Estación Investigación Científica
  • Duchas
  • Agua Potable
  • Letrinas
  • Sala de Exibiciones
  • Estacionamiento

OSA - ACCIONES DE PROTECCION AL MEDIO AMBIENTE.

En la región de Osa se identifican diversas acciones privadas y públicas de protección al medio ambiente, la más visible de ellas es la protección pública de su territorio por medio del Área de Conservación Osa, que mantiene bajo alguna categoría de manejo como Área Silvestre Protegida (ASP) o Reserva Indígena, un poco menos de la mitad (40.4%) de su superficie, de forma que al menos un 88% de los bosques del área está formalmente protegido.

Por otra parte tenemos importantes asociaciones locales conservacionistas y de desarrollo (prácticamente cada localidad de Osa tiene una), así como importantes fundaciones y grupos conservacionistas con actividad en la zona, entre los principales podemos citar:

- Corcovado Foundation: Esta es una de las organizaciones conservacionistas más activas de la región y del país. Su labor inicio centrada en el Parque Nacional Corcovado, sin embargo se ha extendido a toda la península de Osa. El hotel Cuna del Ángel ha iniciado un amplio programa de cooperación y colaboración con esta organización. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa y en el país, visite: www.corcovadofoundation.org.

- Marviva: Esta es una de las organizaciones no gubernamentales más importantes y activas del país en materia de conservación y uso sostenible de los recursos marinos costeros. En Costa Rica sus sitios más importantes de trabajo son el Parque Nacional Isla del Coco y el Área de Conservación Osa. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa y en el país, visite: www.marviva.net.

- Fundación Neotrópica: Esta es una de las fundaciones ambientales más activas y antiguas de Costa Rica. Desarrolla diferentes acciones y programas en la Península de Osa y cuenta con una estación de campo en la región. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa y en el país, visite: www.neotropica.org.

- Fundación Keto: Esta fundación se centra en el estudio y conservación de los recursos marinos, con importantes estudios y programas en materia de ballenas, delfines, tortugas marinas, arrecifes de coral y el turismo marino responsable. Desarrolla importantes acciones y programas en la Península de. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa y en el país, visite: www.fundacionketo.org.

- Fundación Amigos de Osa: Esta es una organización local que trabaja por la protección de la biodiversidad de la Península de Osa por medio del cuidado y administración de la tierra, educación, extensión, ciencias aplicadas y generación de capacidades de implementación. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa, visite: www.osaconservacion.org.

- Fundación Vida Marina: Esta organización fue creada en el año 2004 como respuesta a una necesidad de crear una zona de protección en la zona de costa y mar abierto alrededor de Península de Osa. Uno de sus máximos énfasis son las tortugas marinas, los delfines y las. Para conocer más de ellos y sus programas en Osa, visite: www.vidamarina.org.

Además algunas de las más importantes fundaciones y organizaciones no gubernamentales a nivel mundial en materia de conservación y desarrollo sostenible, cuentan o han contado con programas de investigación, conservación, educación ambiental y desarrollo en la Península de Osa, entre ellas:

- WWF Centroamerica: www.wwfca.org.
- The Nature Conservancy: www.nature.org.
- Rain Forest Alliance: www.rainforest-alliance.org.
- Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza: www.iucn.org.
- National Geographic: www.nationalgeographic.com.

FESTIVALES Y ACTIVIDADES CULTURALES:

En la región de Osa y San Isidro del General se celebran las siguientes actividades y manifestaciones culturales:

-Enero-febrero: Festival o juego de los diablitos en Reserva Indigena Rey Curré.

-Febrero-primera semana del mes: Fiestas de San Isidro del General: feria de exhibición ganadera, agrícola e industrial, corridas de toros tradicionales y exposición flores.

-Marzo-Abril: se celebra la Semana Santa en todo el país, con diferentes manifestaciones religiosas donde predominan las denominadas procesiones.

-15 de mayo: Día de San Isidro Labrador. Todas las comunidades denominadas San Isidro celebran con diferentes manifestaciones, como fiestas culturales, religiosas y de entretenimiento.

-15 de septiembre: se celebra el día de la independencia en todo el país, con diferentes manifestaciones culturales donde predominan los desfiles y marchas de estudiantes y los desfiles de faroles.

-10 de octubre: se celebra la fundación de la comunidad de San Isidro del General, con diferentes actividades culturales y de entretenimiento.

-Diciembre: en todo el país se celebra el nacimiento de Jesús, con manifestaciones como portales del nacimiento y rezos al niño Dios.

-Semana del 8 de Diciembre. Fiesta de los Negritos: se celebra en la Reserva indígena de Boruca, es ritual aborigen muy antiguo combinado con honores a la Virgen de la Inmaculada Concepción, trajes extravagantes, música de tambores y flauta, y danza.

ACTIVIDADES RECREATIVAS Y BENEFICAS EN OSA.

En la región de Osa tienen lugar las siguientes actividades recreativas y benéficas:

-Festival de las ballenas y delfines: mes de septiembre en Parque Marino Ballena.

-Fechas del torneo nacional de surf.

-Feria del agricultor: todos los sábados en Uvita (frente al banco de Costa Rica).

-Festival de los manglares: mes de julio en Palmar Sur, Sierpe.

www.visitcostarica.com
http://www.sinac.go.cr/areassilvestres.php